domingo, 29 de marzo de 2015

CURSO DE MONTAÑISMO INVERNAL

Hace un par de findes parte del CMSN asistió en Sierra Nevada a un curso de tecnificación de montañismo invernal, impartido por la Escuela de Alta Montaña de Andalucía. En este curso profundizamos en las técnicas de progresión en montaña invernal, así como las técnicas de auto-detención y uso de sistemas de búsqueda en aludes (ARVA). La verdad es que fue un curso intenso que nos vino fenomenal para mejorar y aumentar nuestra formación alpina y poder seguir disfrutando de la montaña!



TREKKING DE LOS ANNAPURNAS

El CMSN conquista el Himalaya!!!! El pasado mes de septiembre llevamos a cabo una de las expediciones mas ambiciosas del Club, la ruta de los Annapurnas, en el corazón del Himalaya de Nepal. La cordillera tiene un gran número de montañas por encima de los 7000 m, coronadas por el Annapurna I (8091 m), y la zona ofrece una buen opotunidad de adentrarte en el mundo de las montañas gigantes de la codillera más larga, alta y espectacular del mundo.




Antes de contaros la aventura os queremos dar una serie de pequeños consejos por si os animais a viajar por aquí:
-          Llevar pastillas potabilizadoras (comprar las mejores). Las botellas de agua que venden en Nepal son de 1 L, así que vienen perfectas para la pastilla. Puedes rellenarlas por el camino, en estaciones de agua purificada que hay en los pueblos, o en fuentes y ríos con pastilla potabilizadora.
-          Llevar la ropa técnica de casa, ya probada y habiéndote asegurado que funciona. En Katmandu hay un infinito número de tiendas de material de montaña, la mayoría falso, aunque hay material pirata de calidad. Asi que mejor echar un vistazo antes de comprar nada. A pesar de los gordos edredones de los albergues, lleva saco de dormir de invierno, que se agradece mucho a partir de 3500m.
-          Los precios son baratos al compararlos al euro, pero cada año suben. Así que no te fies mucho de los blogs, porque tu presupuesto se puede quedar corto. Llévate dinero de más para todo el trekking, que seguro te hará falta o te vendrá bien para Katmandú. En caso de necesidad, puedes cambiar en algún hotel en Manang (nosotros lo hicimos). Calcula minimo unos 10€ al dia durante el trekking.
-          Nosotros no contratamos ni guía ni porteador. Llevábamos una guía, un mapa y GPS, con esto es suficiente; la ruta transita por pistas y sendas muy marcadas, siguiendo siempre el curso del río Marshyangdi hasta Manang. Pasas muchos pueblos y muchos senderistas te acompañarán.
-          Siempre es bueno subir un poco más de la altitud a la que vas a dormir, sobretodo a partir de los 3000m, ya que ayudas a que tu cuerpo se aclimate.

Nuestro super viaje comenzó en Katmandú, en la oficina de Turismo (un poco apartado de la zona turistica del Thamel), donde tienes que sacarte 2 permisos: (1) el permiso de entrada al Parque Nacional (2000 NPR) y (2) el permiso del trekking (TIMS) (2000 NPR). Te hacen falta 3 fotos (te las puedes sacar alli mismo gratis). Si te quedas sin dinero hay un cajero justo a la entrada de la oficina de Turismo. Tras unos dias en Katmandú nos fuimos en autobús hasta Besisahar (8½h). Nuestra idea era comenzar el trekking en este pueblo, puerta de entrada al Parque Nacional y a la ruta de los Annapurnas, pero como llegamos mas tarde de lo previsto y no queríamos perder días, pillamos un “local bus” hasta la que tenía que ser nuestra primera parada, Ngadi. Este viaje en local bus (1h) es toda una aventura... Nuestra ruta comenzó pues en Ngadi y finalizó en Jomsom, para cual estuvimos 11 días pateando en las etapas que se detallan a continuación.

Etapa 1: 25/09 Ngadià Chamje
Etapa 2: 26/09 Chamjeà Timang
Etapa 3: 27/09 Timangà Dhukure Pokhari
Etapa 4: 28/09 Dhukure Pokharià Ngawal
Etapa 5: 29/09 Ngawalà Manang
Etapa 6: 30/09 Manang (descanso y aclimatación)
Etapa 7: 01/10 Manangà Yak Karka
Etapa 8: 02/10 Yak Karkaà Thorung Pedi
Etapa 9: 03/10 Thorung Pedià Muktinath
Etapa 10: 04/10 Muktinathà Kagbeni
Etapa 11: 05/10 Kagbenià Jomsom

La ruta discurre por carriles y senderos, siguiendo siempre el curso del río Marshyangdi hasta Manang, cambiando de orilla en muchas ocasiones, subiendo y bajando laderas. Todos los días nos levantábamos temprano (6-6:30 am) para aprovechar el día y llegar pronto al siguiente destino, ducharnos (NOTA: no hay agua caliente hasta que llegas a Muktinath, antes sólo hay agua templada-fría, fría o muy fría) y descansar (NOTA: nosotros no pagamos en ningún hotelito si hacíamos las comidas [cena y desayuno] ahí, seguramente porque era temporada baja).

Lo más bonito del trekking consiste en la gran diversidad de ecosistemas y paisajes que se atraviesa a lo largo de la ruta. Se empieza a 800m de altitud sobre bosques tropicales, con calor y mucha humedad. Las primeras etapas son largas y se va ganando altura rápidamente, atravesando grandes campos de cultivo de arroz dispuestos en infinitas terrazas. Al atravesar los 1500m de altitud se pasa al bosque lluvioso, rodeado de niebla, y donde la temperatura empieza a descender.

Estas etapas son muy bonitas (la subida a Timang a través del bosque es una pesada!) ya que te adentras en bosques donde parece que vivieran hobbits y horcos, todos los árboles llenos de musgo, y donde con suerte (nosotros la tuvimos!) puedes ver grupos de langures moviéndose entre los árboles. Al tercer día empezamos a pasar frío por las noches. Al llegar a Dhukure Pokhari atraviesas la cota de los 3000m, pasando paisajes super bonitos como la mega pared lisa que queda a la derecha de la subida y que recorre la montaña, un flipe!!! 

En Dhukure descubrimos el plato estrella del viaje, el dal bhat. Este plato es típico de las montañas, potente y calentito, con lentejas, arroz, verduras especiadas y una tostadita. La verdad es que está muy bueno y entra que te cagas! y lo mejor: barato y puedes repetir!! A partir de Dhukure entras de lleno en los bosques de coníferas, al principio pino y luego abeto y cedro. El paisaje cambia, se vuelve mas templado, los valles se abren, y al pasar Lower Pisang cambiamos de orilla definitivamente.


Nuestro plan era subir a visitar los pueblos medievales de Ghyaru y Ngawal, que quedan por encima de Upper Pisang, alzancando así la cota de los 3800m, donde dormiríamos y aceleraríamos la aclimatación. Estos pueblos son más bonitos que el resto, pues son los últimos que quedan de los pueblos medievales que antaño servían de morada en las migraciones y peregrinaciones de tibetanos y nepalíes que se dirigían al sur, y prueba de ello son las numerosos templos que enriquecen este lado del valle, así como la arquitectura de las casas. En definitiva nos encantaron, aunque la subida de Lower Pissang hasta Ghyaru nos dejó exhaustos (NOTA: hay una fuente a mitad de subida). Bajar a Manang por la larga senda que deja abajo Humde y el aeropuerto te hace cambiar nuevamente de paisaje, pasando a ser árido debido al efecto que producen las montañas más altas del otro lado del valle, que impiden la descarga de lluvia. Y llegas por fín a Manang!

Después de atravesar y dormir en tantos pueblos pequeñitos, Manang te parece una ciudad! tiene todos los servicios básicos que puedas necesitar, hasta cine!, y todo el mundo lo recuerda por las panaderías. Todos los excursionistas que se adentran en el valle paran aquí mínimo un día para descansar y aclimantarse. Y ya que vas a pasar 2 noches, merece la pena encontrar un hotelito medio apañao; el nuestro (hotel Nilgiri, a la entrada de pueblo) tenía panadería propia, comida rica y estufa en el comedor!. Es muy recomendable visitar el local de los médicos voluntarios que hay en el pueblo, y donde todas las tardes a las 3 dan una charla sobre enfermedades de altura y temas relacionados, y donde puedes comprar medicinas. Nuestro “día de descanso” lo dedicamos a hacer una excursioncita desde el pueblo hasta una estupa que había a 4000m en la ladera de enfrente, disfrutando de las vistas al glaciar del Gangapurna.

A partir de aquí las etapas se acortan y se gana poca altura. Estamos ya en alta montaña y hay que escuchar a tu cuerpo (las sensaciones, el cansancio, la respiración, cómo has dormido, etc.), porque ante el menor síntoma de mal de altura hay que bajar y recuperar. Pasar Manang es como si empezara la cuenta atrás, ya que quedan sólo 2 etapas para el día D, el asalto al Thorung La, el paso más elevado de toda la ruta (5416m).


Las etapas de Yak Karka y Thorung Pedi son muy bonitas: las vistas de las montañas, lo escarpado del valle, la nieve a veces tan cerca, es una pasada. A veces se te olvida que estás en el Himalaya, y cuando lo piensas te invade una emoción brutal. Tanto en YK como en TP subimos 200m más y luego bajamos a dormir al pueblo. Aquí hace bastante frío en cuanto se va el sol, estás ya por encima de 4000m!!.


Día D!! Este día es especial, lo sientes, lo sabes. No hace falta salir a las 4am, nosotros salimos a las 6:30 y pudimos disfrutar de las vistas durante todo el camino. Probablemente este sea el sendero mas espectacular que hagas en tu vida, así que mejor salir con luz y disfutarlo al 100%.  La verdad es que el paisaje a lo largo del camino desde Thorung Pedi hasta Thorung La es tan bestial, que aunque cuesta subir (sobretodo a partir de 5200m), la emoción tira de ti hasta que por fín ves las banderas de oración en la cima de este collado (NOTA: en la cima hay un tea-house).





La subida es difícil por la altitud, además la mochila pesa (10-12 kg), ibamos embutidos en ropa por el frío de la primera hora, habíamos dormido regular, tienes que parar a descansar y recuperar la respiración a cada ratito…pero la verdad es que si te encuentras bien, la subes del tirón. Y cuando estás arriba y ves los montes Chulu al este, el Gangapurna y los Annapurna II, III y IV al sur-sureste, y el gigantesco valle árido que baja hasta Kagbeni al oeste, sientes que lo has conseguido!!! Aunque queda la bajada…


La bajada de Thorung La se hace un poquito larga. Vas perdiendo altura rápidamente, y poco a poco las piedras grandes dan paso a piedras pequeñas y a tierra, el camino se hace más vertical. Mucho cuidado con las rodillas, no hay prisa. Tras pasar unas ruinas se desciende en zig-zag hasta el campamento de Charabu, que básicamente consiste en un grupo de albergues. De aquí a Muktinath se hace un poquito pesado, sobretodo porque no ves nunca el destino hasta que casi te topes con él al dar una curva a la izquierda, con el fantástico Dhaulagiri (8167m) al fondo. A partir de Muktinath el camino desciende por un carril hasta llegar al punto donde se juntan los ríos Gandhaki (por cuyo valle se baja) y Kali Gandhaki (que proviene del Mustang). El paisaje ha vuelto a cambiar, ahora dominan los tonos ocres y grises, los marrones, y salvo alrededor de los pueblos del otro lado del valle (Jhong, Purang, Putak), donde hay multitud de terrazas con frutales, lo demás es árido, recordando este paisaje a Arizona. 


Aquí no abunda la lluvia, el sistema de montañas de los Annapurna, junto con muchas otras montañas, actúa como una barrera, impidiendo que las nubes descarguen a este lado con tanta frecuencia. Desde Kagbeni a Jomsom el camino discurre por el lecho del río, disfrutando durante todo el corto trayecto de las impresionantes vistas a los montes Nilgiri. Llegar a Jomsom es satisfacción pura, por todo el camino recorrido, por todo lo que has visto, porque lo has conseguido! Viva el Annapurna!!

miércoles, 23 de julio de 2014

ESCALADA EXTREMA

Después de leer la crónica del viaje a la Península de Musandam que se publicó en el blog del CMSN, algunos de los mejores escaladores del mundo se han animado...
https://www.youtube.com/watch?v=NFfTHoJ9khs

miércoles, 14 de mayo de 2014

SULTANIC TOUR - Emiratos Árabes Unidos-norte de Omán

Fechas: 22 diciembre 2013-6 enero 2014
Clima en destino: primaveral
Visado: no hace falta si entras por Dubai; el visado de Omán se paga en la frontera
Vacunas: ninguna para esta parte del país
Precio total: ±1700€ (viajaba solo)


Emiratos y Omán brindan una fácil, cercana y segura oportunidad de disfrutar de la cultura árabe y de unos paisajes tan diferentes como las dunas de Liwa o los arrecifes de Musandam. Quizás uno de los viajes que más contrastes pueda ofrecer, pasando de mega-ciudades futuristas a desiertos infinitos en tan solo 50 km.
Me fui de viaje a Arabia en la Navidad del 2013/14. Disfruté de un tiempo excepcional, buen tiempo de día (20-25ºC) y frescas noches (15-20ºC), sobreviviendo con un fino polar cuando la noche se hacía un poquito mas fria. Mi presupuesto final se elevó a 1700€ (viajaba solo), pues en estos países la cultura del mochilero no ha llegado (y puede que ni llegue), no existen hostels, y te ves obligado a alquilar coche para moverte y visitar la mayoría de las zonas. A continuación os relato mi viaje a grandes rasgos:

dias 1-4, Dubai y Abu-Dhabi. Estas gigantescas ciudades ofrecen lujo, cientos de rascacielos, incluido el más alto del mundo, y multitud de zocos y centros comerciales. Hay un metro aéreo en Dubai (sacar pase de dia entero; 15dh) y una excelente red de autobuses (ticket normal 3dh) en Abu que te llevan por toda la ciudad, siendo la forma más barata de moverse. Son ciudades ultra-modernas y bastante artificiales, salvo algunas zonas como los mercados de pescado, los alrededores del Creek de Dubai, o la majestuosa mezquita de Sheikh Zayed (gratuita y con visitas guiadas cada 10 min) en Abu.
No obstante, merece la pena vistarlas, pues son el novamás en arquitectura y es interesante observar el modo de vida de los emiratounidenses, gente cortés y muy detallista, además muy cerca de estas ciudades está el desierto. Yo fui de Dubai a Abu en autobus (25 dh; 2 horas), y en Abu alquilé un coche (234 dh) para ir al Oasis de Liwa, al norte del desierto de Rub al-Khali (el lugar vacio). Ni que decir tiene que la gasolina está baratísima.

dias 5-6, Liwa. El viaje en coche desde Abu a Liwa es una pasada, pues nada mas salir de la ciudad estás ya en el desierto!, y las dunas van apareciendo a medida que vas hacia el sur. No hay pérdida porque solo hay una carretera. Yo fui bordeando la costa hasta que giré y bajé recto hacia el pueblo de Medinat Zayed. No es raro encontrar gente pidiendo que les lleves a sus pueblos, porque no hay transporte público por esta zona; yo llevé a un tipo de Banglades. La verdad es que puedes contratar una excursión en Abu o Dubai para ir al desierto, pero yo opté por hacerlo solo, y sentir el desierto al 100%. Cuando pasas Medinat Zayed, la carretera pasa de ser norte-sur a este-oeste; yo tomé dirección oeste, y mi primera parada fue en un diseminado de casas a las afueras de Zayed, donde vi las primeras dunas gigantes. Me pilló al atardecer, y subi hasta la cima de las dunas. No habia nadie, y fue alucinante. A partir de aquí puedes conducir hacia el oeste durante unos 50 km, hasta que la carretera de doble carril con farolas y jardines pasa a un solo carril sin iluminación, y va girando poco a poco hacia Arabia Saudi. Lo mejor de esta ruta es parar y subir una duna siempre que el desierto te lo pida, porque de eso se trata: no hay nada mas que arena!! Aunque hay algunas tiendas y bares, conviene llevar agua y comida, sobretodo para no depender de nada y poder parar donde quieras a comer. Yo dormi en el coche en el último diseminado de casas antes de que la carretera cambiara, y al dia siguiente me encontré un rebaño de camellos justo en frente!! Volviendo sobre mis pasos, al poco de pasar Zayed, hay un desvio hacia unas dunas gigantes llamadas Tal Mireb. Son 20 km de carretera a través de dunas que para mi fue de lo mejor del oasis de Liwa. Por cierto, cuando estéis alli os dareis cuenta de por qué se llama oasis de Liwa. Volvi a Abu por la tarde, cuando ya le había dado toda la vuelta al oasis.

dia 7, Abu-Dhabi-Muscat. Para ir a Muscat desde Abu tienes que tomar un autobus (27 dh), y pararte en Al-Ain, el pueblo que hay en la frontera. Aquí tienes que ir al puesto fronterizo de los turistas, que está a unos pocos km de la estación de buses; yo pillé un taxi (20 dh). El paso por la frontera es un poco extraño porque no hay apenas indicaciones. Tienes que meterte por donde los coches, y pagar en la oficina un visado de salida. Cuando pasas al lado omaní no te sellan el pasaporte, lo harán despues en un control de carretera, donde pagas un visado de entrada en Omán. Al pasar la frontera de repente estás en tierra de nadie…con taxis esperando. Ellos te intentarán enganchar para llevarte a Muscat o a algún otro sitio. Yo tomé un taxi para ir a la estación de autobuses (25 dh), pero perdí el bus de la 1 pm (hay dos buses: 1 y 5 pm). Afortunadamente un chico me llevó hasta Muscat en su coche (4 horas); con parada incluida en una granja de camellos de un amigo suyo para probar la leche de camella, que él decía que te hacía muy fuerte y poderoso…

dia 8, Muscat. La capital de Omán es muy grande, y engloba zonas mas comerciales, mas residenciales, etc. Yo me quedé en Ruwi, a la que llaman la pequeña India de Omán. Hay varios hoteles “baratos” (15R/noche), yo me quedé en Al Walja Hotel, muy cerca de un centro comercial donde hay supermercado. Desde Ruwi se puede ir andando hasta Mutrah, un bonito barrio-pueblo alrededor de una bahía, donde está el zoco y el puerto. Si te toca el dia que hay crucero es una locura de gente; si no hay cruceros es muy calmado, y pasear por el bonito zoco impregnado de incienso se vuelve relajante. Desde Mutrah parte la cerretera y el paseo maritimo hasta Old Muscat, donde se encuentra el palacio del Sultán Qaboos. A mi me gustó mucho este triángulo Ruwi-Mutrah-Old Muscat, y lo visité tranquilamente durante un dia entero.

dias 9-11, costa norte de Omán. Una vez más la falta de transporte público te obliga a alquilar un coche para visitar el país. Yo alquilé el más barato que encontré (77R/3 dias), que casualmente fue en el hotel más caro y lujoso de Muscat (y quizas del país). Cogí carretera y tiré dirección al pueblo de Sur, parando en Quriyat (bonitas playas), en el Blue Hole, una especie de cenote (te puedes bañar) y en Tiwi, donde hay dos cañones (aquí se llaman Wadi) impresionantes: el Wadi Tiwi y el Wadi Shab. Yo me acoplé en el coche a dormir y al dia siguiente fui al Wadi Tiwi. Unos chicos te pasan en barca de un lado al otro del río, y ya puedes empezar el trekking. La verdad es que es una pasada, y bien merece la pena dedicar un dia entero a explorar el cañón: oasis de palmeras, acantilados enormes, pozas, cascaditas…Yo estuve por aquí 4 horas y me encantó, y continué hacia Sur. Es un pueblo costero con un bonito paseo, pero me tocó vacío de gente, sin vida, y pasé fugaz. Paré en Ras al-Hadd para ver la fortaleza, y en Ras al-Jinz, el punto más oriental de la Península Arábiga y donde llegan a desobar las tortugas verdes del Índico. Si quieres ver tortugas éste es el sitio, pero tienes que reservar con antelación, porque cada noche sacan sólo a 30 personas. Yo no pillé plaza y continué mi camino hacia el sur, donde paré a dormir en una playa. Al día siguiente giré dirección NO hacia Al-Mintirib, con una parada en Jalan Bani bu Ali para ver algunas fortalezas abandonadas en mitad del pueblo. Ahora recomendaría pasar de todos estos pueblos y centrar el viaje en explorar los wadis (Wadi Tiwi, Wadi Shab, Wadi Bani Khalid), muchos más emocionante e impactante, y dormir acampado en la playa. El pueblo de Al-Mintirib está situado a los pies del desierto de las Sharquiya (Wahiba), un desierto de arena rojiza muy bonito. Cuando llegas empiezan a acercarse todo-terrenos con conductores deseosos de que los contrates para que te lleven a dar una vuelta por el desierto. Yo conduje hasta el final de la carretera que lleva al desierto, aparqué, y empecé a andar por las dunas. Me encantó, y no me costó ni un Rial extra. Un rato conduciendo después llegué a Muscat, donde hice noche para embarcarme al día siguiente rumbo a Musandam (ferry 23R, comida incluida).

dias 12-14, Península de Musandam. El Ferry que sale de Muscat tarda 5 horas hasta llegar a Khasab, el pueblo mas importante de Musandam, en la punta norte de la Península Arábiga, en pleno estrecho de Ormuz. La llegada a Musandam es preciosa, porque la zona está llena de acantilados, islas y fiordos!!! por eso le llaman la Noruega de Arabia. Khasab es pequeñito, tiene una parte cercana al puerto, donde hay un par de hoteles, y un “centro” en el interior donde están la mayoría de bares, restaurantes y tiendas, bancos, internet, etc. Yo me alojé en The Lake Hotel (20R/noche), muy cerca de un supermercado enorme, y a un par de km del centro del pueblo. En Musandam se puede dar un paseo en dhow por los fiordos, hacer trekking por las montañas, conducir por la carretera costera que te lleva a EAU y parar en alguna playa, y bucear!!

Hay un hotel de lujo a 2 km del pueblo pasando la entrada del puerto, el antiguo Golden Tulip Hotel, donde hay un centro de buceo gestionado por un holandés y una belga (http://www.musandam-diving.com/). Conviene reservar con tiempo porque tienen pocas plazas diarias y mucha demanda. Yo salí con ellos a bucear un día, e hicimos 2 inmersiones (53R, snacks incluidos) en unos arrecifes situados a 1 hora de navegación: impresionante. Mereció la pena totalmente, para mí era la guinda del pastel: corales y peces de miles de colores, tortugas, pez payaso, etc. El resto del tiempo en Musandam lo pase andando por el pueblo, y por la carretera bordeando el mar, también hay opcions de kayak y snorkel.


dia 15, regreso a Dubai. Tuve suerte y me pude colar en el shuttle que lleva a los turistas desde el Golden Tulip hasta el aeropuerto de Dubai (17,5R; 3 horas). El paisaje es bastante bonito, pasando por varias playas de dunas, y llegando a ver Irán al otro lado del mar; una vez pasas la frontera con EAU todo se vuelve caótico, lleno de edificios, coches y ruido. Dejé la mochila en consigna del aeropuerto de Dubai y pasé el día en la ciudad, hasta que llegó la noche y me fui al aeropuerto a dormir y esperar mi vuelo.

martes, 29 de abril de 2014

Ascensión a la norte del Cartujo (3150m)

El domingo 27 de abril nos fuimos a Sierra Nevada para disfrutar de una de las rutas más bonitas en esta época del año, la ascensión al Cartujo (3150m) por su cara norte. Como siempre llegamos a la Hoya de la Mora tempranito (8:30am) y poder aprovechar la helada de la noche anterior. Desde la Hoya echamos unos 45 minutos para llegar a Borreguiles, donde ya había un buen grupo de esquiadores.

Nada más pasar los edificios tomamos ladera pa´rriba y nos situamos muy cerca de la antena de radiotelescopio. De aquí bajamos hasta la zona de prados Virgen de la Hermita, donde está el remonte de Lagunas, y seguimos ya directos hacia el Cartujo, con su cara norte como destino. Esta zona de la Sierra es preciosa, hay menos esquiadores y por lo tanto se está mas tranquilo; el paisaje es fantástico, rodeado de montañas de 3000m, y hay varias lagunas cerquita de la base del Cartujo, donde un caos de piedras gigantes dibuja un escenario muy alpino. Mas entrados en primavera la zona se convierte en una pradera con riachuelos y varias cascadas. Nosotros paramos al dejar atrás el remonte para el almuerzo (bocata de chorizo y tomate, pate, pimiento verde, dátiles); y seguidamente continuamos hacia el Cartujo, cambiando los bastones por el piolet.

Poco a poco el terreno va ganando inclinación, con zonas de nieve dura o incluso hielo, donde el crujir de los crampones te mantiene alerta. Llegamos por fín a la canal que sube al Cartujo, muy bonita y con nieve dura que hace perfecta la ascensión.

Coronamos la cima a las 2pm, nos echamos la foto de cumbre y un nuevo asalto a la comida en una terraza espectacular. Soplaba un viento helado, asi que no retrasamos la vuelta, la cual hicimos bordeando la arista cimera hacia el este, con la vista en el refugio Elorrieta, para bajar antes de llegar a los Tajos de la Virgen dirección el embalse de Yeguas. Esta parte fue incluso mas comprometida que la subida por la canal del Cartujo, ya que había varias pasos de hielo y la visión de los bloques helados colgando de los Tajos era alucinante, además de los restos de algún pequeño alud de nieve. Llegados al embalse solo queda seguir la pista hasta Borreguiles, y de aquí a la Hoya, donde llegamos a las 6pm.

lunes, 28 de abril de 2014

Sierra de Gredos

El CMSN aprovechó la semana santa para marcarse una expedición a la Sierra de Gredos, parque regional dentro de Castilla y León. Esta hermosa sierra, formada por inmensas moles graníticas, pertenece al Sistema Central y está situada entre las provincias de Salamanca, Cáceres, Ávila, Madrid y Toledo, encontrándose su máxima altitud en la provincia de Ávila con el pico Almanzor (2.592 m), cuyo verdadero nombre es Plaza del Moro Almanzor. La Sierra de Gredos presenta una compleja morfología glaciar, llegando a existir durante el Cuaternario hasta 16 glaciares, varios circos situados en torno a los 1800m, lenguas y morrenas, con recorridos que oscilan de uno a casi seis kilómetros, y con numerosos lagos de origen glacial. Todo ello ha moldeado una sierra con un relieve de verdadero aspecto alpino, único en el Sistema Central.

La aproximación desde Madrid se puede consultar en la web del Refugio Elola, situado en pleno circo de Gredos y el cual funcionó como nuestro campamento base (http://www.refugioelola.com/). Conviene llegar temprano al parking de la Plataforma (1780 m), situado al final de la carretera que parte desde el pueblo de Hoyos del Espino, para pillar sitio. Nosotros llegamos a las 9 de la mañana y aparcamos sin problema. De aquí parte un sendero muy bien marcado que te lleva hasta la laguna grande, situada en el circo de Gredos, en unas 2-3 horas en función de las paradas. El camino es muy bonito y no presenta ninguna dificultad, atravesando varios valles, ríos y cascadas con mucho caudal pues estamos en pleno deshielo. La verdad es que la vista del circo de Gredos desde el alto de los Barrerones (2094 m) es fantástica. Desde el refugio (1950 m) se pueden hacer muchas excursiones; y nosotros fuimos a ver la cascada del rayo, a 30 min siguiendo el curso del río.




El día 2 tocaba la ascensión al Almanzor. El nombre le viene del líder militar y religioso más importante del Califato de Córdoba, Muhammad ibn Abū ʿĀmir Al-Mansur (s. X-XI), el cual según cuenta la leyenda, después de combatir a los cristianos en la zona de Béjar, se hizo guiar hasta la “extraña y recóndita” laguna grande de Gredos y ascendió al más alto de los picos circundantes. Ésta una ascensión de dificultad media, ya que el último tramo presenta bastante inclinación (>40°) y placas de hielo. Si la ascensión es invernal conviene llevar material para encordarse y aprovechar los anclajes que hay dispuestos en la pared para asegurarnos. Tras un desayuno contundente, partimos poco antes de las 9 de la mañana en dirección al canal que sube a la portilla Bermeja. La noche anterior, clara y despejada, nos aseguró una helada que mantuvo la nieve dura hasta el mediodía. Las vistas son impresionantes.

Tras una hora de ruta hay que girar a la derecha hacia la portilla Crampón, subiendo por un canal que va ganando inclinación a medida que se va ascendiendo. Llega un punto donde la canal se divide en dos rodeando un promontorio rocoso: el lado de la derecha es más inclinado, y dispone de un anclaje arriba del todo desde donde puedes asegurar al resto del grupo, mientras que el lado de la izquierda es algo más fácil y ligeramente menos inclinado, llegando a una amplia terraza donde puedes descansar. Nosotros tiramos por la izquierda, y continuamos bordeando la roca hacia la derecha, encarando la placa de nieve-hielo que tira parriba.

El final del canutillo es sin duda la parte más comprometida (puro hielo), donde los crampones y el piolet resultan indispensables, y aún falta un pequeño trepaero para llegar a un pasillo horizontal que te lleva a la cima (3 horas), con unas vistas fantásticas.

En la bajada nos ayudamos de la cuerda hasta llegar a la terraza de la portilla Crampón, donde nos dimos un banquete (embutido, queso, hummus, pan, fruta, dátiles)!. Proseguimos la bajada por la canal, primero mirando hacia la nieve (bajando de espaldas) y cuando la pendiente se hizo ligeramente más suave, mirando al valle y a su impresionante paisaje alpino, disfrutando y parando muchas veces hasta llegar al refugio Elola sobre las 3:30 de la tarde. El resto del día lo echamos a la bartola en la terraza del refugio, donde se estaba muy a gusto leyendo literatura de montaña, hablando con otros montañeros y bebiendo nuestro té de montaña aderezado con Tatratea 52°, perfecto para recuperar fuerzas.

El día 3, tras un copioso desayuno, volvimos a la plataforma por un camino diferente al de ida. Volvimos bordeando la laguna grande en dirección a los Barrerones, para girar luego 90° a la derecha hacia el pico Cuento Alto (2271 m), el cual ascendimos y desde donde echamos un último vistazo al circo de Gredos y todo el perfil alpino que nos ha rodeado estos días (Almanzor, la Galana, los hermanitos…).

Continuamos hacia el siguiente valle, descendiendo suavemente por los Colgadizos hasta dejar la nieve y llegar al sendero que conduce al parking.


Sin duda volveremos a Gredos, donde nos queda tanto por ver y ascender (la Galana, 5 lagunas, Galayos…).

miércoles, 2 de abril de 2014

3 x 3000 en Sierra Nevada

Marzo, es el mes ideal para realizar ascensiones tomando como base el refugio de Postero Alto en Sierra Nevada. Este año hemos elegido la ruta de tres tres miles (Cerro Pelado, Puntal de Juntillas y Picón de Jerez). Es una ruta invernal circular que parte del Refugio de Postero Alto (1.907m) al que se accede por una pista en coche desde Jerez del Marquesado.

El sábado 22.3. debido al mal tiempo elegimos una ruta sencilla alrededor de área recreativa La Tizná y Refugio Postero Alto.

El domingo 23.3. nuestro objetivo era alcanzar las tres cimas, la ruta de tres miles. El cielo amaneció totalmente despejado y así se mantuvo durante todo el día, el único inconveniente fue el viento que azotaba fuerte en las cimas. Después de un desayuno abundante alrededor de las 8:00 hemos comenzado nuestro ascenso hacia el Cerro Pelado. Después de una larga subida, donde el uso de los crampones y piolet era imprescindible, alcanzamos la cima de Cerro Pelado 3182m. Ya desde allí la ruta resultó ya mucho mas tranquila  a la altura de tres mil (si tenéis suerte con el tiempo). Pasamos el Puntal de Juntillas 3140 m y terminamos por Picón de Jerez. Desde allí elegimos bajar por la Parte del Circo Alhori aunque la nieve era ya bastante blanda, con una parte más peligrosa y empinada y siguiendo con una bajada cómoda con mucho sol.









El recorrido total de la ruta fue de 15km y la realizamos en 8 horas.

M.S.